ARREBATOS ALÍRICOS

Me fui sobreviviendo como pude

(José Luis Piquero)


miércoles, 17 de diciembre de 2014

En misa y repicando

Aunque uno, no solo es justo sino también obligado reconocerlo, vive como un marqués y con la mejor compañía posible en la preciosa ciudad de Sevilla... tengo que reconocer que hoy he sentido cierto "mono" al saber que me estaba perdiendo la presentación en Plasencia (o Plasencias) del magnífico poemario de Juan Ramón Santos, Cicerone (del que ya he hablado aquí, aunque no tanto como se merece) presentado por San Álvaro Valverde y San Gonzalo Hidalgo Bayal.

Para pasar mejor el síndrome de abstinencia me voy a tener que procurar una dosis que, con su permiso, comparto:

MAL AGÜERO
Recuerdo aquellas tardes, en invierno,
cuando, al volver de clases de pintura,
cruzando esta plazuela me asaltaba
el siniestro alboroto de las grajas
que, ocultas allí arriba, entre tinieblas,
volando de pináculo en pináculo,
parecían reírse a carcajadas
de mi turbio futuro adolescente.
No sé bien si esas aves aún anidan
en el viejo tejado de la iglesia,
pues lo cierto es que evito atravesar
normalmente este espacio tan hermoso,
y no por miedo cinematográfico,
mas por puro temor a que los pájaros,
desde lo alto de su clarividencia,
se acuerden aún de míy aún continúen
muriéndose de risa, los cabrones,
al ver lo que aún me queda por delante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario