ARREBATOS ALÍRICOS

Me fui sobreviviendo como pude

(José Luis Piquero)


domingo, 27 de marzo de 2016

Un poema de "Margen de espejo" de Luis Arturo Guichard.

Acabo de ver esta foto en el muro de Facebook de la gran Ballerina Vargas Tinajero y no he podido evitar copiarla aquí. Aprovecho para recordar que Luis Arturo Guichard es un grande y su antología publicada por Ediciones Liliputineses, indispensable. 


Margen de espejo.
Luis Arturo Guichard.
Baile del Sol, 2016.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Álvaro Valverde reseña "Diario de un puretas recién casado"

Me despierto hoy con un enorme regalo de bodas: la no menos enorme (y profunda y generosa) lectura que San Álvaro Valverde ha hecho de mi último libro en su blog, ineludible referente de la poesía española (de ahí la sorpresa desayunando). Gracias desde aquí, maestro:
El juego, el humor y la ironía, llevados a veces al extremo, son signos distintivos de la casa y aquí eso se aprecia de manera notoria.
Sin haberse casado aún, Peña ha escrito unos poemas donde esa condición se da por resuelta. Con ello, el poeta asume, mal que bien ("siembre habrá un bar cerca", que diría su padre), el nuevo estatus. No es sólo la nueva cárcel de amor, que admite satisfactoriamente (al fin y al cabo estamos, como reconoce Peña en la nota final, ante una declaración amorosa), sino, y esto importa más, las consecuencias que se derivan de los estragos de la edad, exagerados ya se dijo, en función del efecto literario previsto. La acidez nunca falta en este empeño. Ni la ternura.
De librino (a la extremeña) o de plaquette (para leídos) califica su ejecutor la muestra. Por la extensión lo es, que no por el alcance. Las apariencias engañan. Su mundo lírico (que no es otro que el vital) da un nuevo paso hacia su formulación y fortalecimiento y su poesía emerge en el panorama como una de las más destacadas de nuestro inestable presente. Algunos críticos babélicos dejan caer su nombre. Alguna antología de próxima publicación lo incorpora a su distinguida nómina.
Con débitos poéticos claros (que antes de negar ensalza) y firme vocación de maldito ("Pero hay muchas formas de ser un maldito"), este "García casado de la vida" ha construido este pequeño artefacto de impronta netamente autobiográfica con mucha carga dentro. Peligroso, sí, a la par que divertido. Como en su primera entrega, no todo aquí es mentira. Ni sólo de risa.

martes, 8 de marzo de 2016

Inaxio Goldaracena reseña "La huida hacia delante"

Llevaba tiempo siguiendo el blog de Inaxio Goldaracena (a quien, además, tuve el placer de conocer en Centrifugados: II Encuentro de Literatura Periférica). Por eso, ha sido una tremenda alegría encontrarme hoy esta reseña de mi primer libro, publicado hace casi año y medio por Ediciones de la Isla de Siltolá:
Sin concesiones, Víctor nos muestra su huida, un camino en el que le acompañan las escenas de amor, la proyección de recuerdos sobre el espejo del presente, una boda en ciernes, la indignación o las lecturas y personas que son un añadido cultural en su sangre.
Todo ello con una nitidez desmesurada, con audacia, con el tono de un amigo que se sincera con una cerveza en la mano: “palabras privadas” por escrito.
Un poemario de poeta honesto, al que seguir en su huida.

 

viernes, 4 de marzo de 2016

Selfie (un poema de "Diario de un puretas recién casado")




Selfie
Sigo contigo.
Porque te quiero mucho.
Cualquier otro argumento
sería maquinación.
Marta Sanz

Un hombre corriente que posa
la vida, simula la foto y congela
su sonrisa enfrentando el negativo
de la cámara y vuestras miradas.

Como un mártir aguarda el relámpago
aislado frente a una multitud inhóspita.

Sabiéndose perdido de antemano.

Autorretrato del héroe contemporáneo
hundiéndose en estos tiempos de mierda.

Pero no está solo: le acompaña
y casi parece protegerle desde abajo
una mujer de sonrisa menos forzada,
resiliente de la luz y las sombras.

Por suerte el picado deja ver su escote.

Al fondo, un amanecer rojizo,
que si no es apocalíptico lo parece,
despliega nubes amenazadoras
sobre un sol agonizante que bosteza.

Se equivocaba Lennon, se equivocaba
o, al menos, se pasó de listo:
la vida es, simplemente, aquello que pasa.

(Diario de un puretas recién casado.
Ediciones Liliputienses, 2016)



miércoles, 2 de marzo de 2016

Primeras nupcias (un poema de "Diario de un puretas recién casado")



Primeras nupcias
Siempre habrá un bar cerca
Manuel Peña Sanz

Cuando finalmente me case
con la mujer que quiero para hacerla
feliz como ella merece y yo envidio,
prometo elegir bien la fecha,
que no coincida con ningún festi
interesante y que mis amigos
y yo mismo nos quedemos sin excusas
para dar por culo
en cada uno  de los brindis y los bailes
sobre lo bien que lo podríamos
estar pasando.

Prometo que será una fiesta
no tan cutre como estáis acostumbrados,
que habrá muy buena música y, por supuesto,
fingiré no veros cuando vayáis al baño
juntos y me abracéis con ojos desorbitados.

Juro sobre la tumba de mis locos
años que no os quedaréis con hambre,
sed ni con las corbatas en su sitio.

Cuando finalmente me case
con la mujer que adoro,
prometo no cansarme
de ella ni de mí mismo.

Juro que no jugaré a regodearme
en la autocompasión, el vicio
o la autocomplacencia y que, como mucho,
cuando lleguen las bajas presiones
y los empates en el descuento,
jugaré al escondite sin irme
jamás a por tabaco: conformándome
con refugiarme en mi bar favorito
(o en cualquier antro cercano)
a cagarme en Dios y Su Puta Madre.

Prometo con los dedos rectos serle
fiel de palabra y obra y esconder un mínimo
las carpetas del porno.

Juro por la vida de la flamenca
estereotipada contestar
alguna vez los whatsapps importantes
y no hacerlo solo con emoticonos.

Prometo traerle flores de vez en cuando,
acordarme alguna vez de alguna fecha,
no meter cosas sin tapar en la nevera
y aprender la indescifrable mecánica
con la que se desenvuelven
las emociones y los edredones nórdicos.