ARREBATOS ALÍRICOS

Me fui sobreviviendo como pude

(José Luis Piquero)


lunes, 10 de octubre de 2011

Examen JPE

ANTOLOGÍA JOVEN POESÍA EXTREMEÑA
 – Víctor Martín Iglesias


-        ¿Que opinión te merece el adjetivo “extremeña” aplicado al nombre “poesía”? ¿Aplicarías este adjetivo a tu propia poesía?

Puede (debe de) ser problema mío, pero la mayoría de adjetivos asociados al nombre poesía me resultan, al menos, tan inexactos como “inteligencia militar” o “elecciones generales”.
Pienso sobre todo en la “poesía del silencio” o “poesía ante la incertidumbre”. O en las antologías de “joven poesía española” de hace décadas. Aunque, bueno, tampoco voy a hacerme el exquisito y admito que muchas etiquetas son útiles, como, quizás, “poesía social”, y otras sin duda necesarias, como, qué sé yo, “porno-gay”. Pero ya tuve una discusión haciendo el doctorado sobre la inconveniencia de mantener el epíteto "hispanoamericana" para parte de la literatura contemporánea (Iwasaki, Bolaño, Neuman, Fresán...) y sigo pensando que actualmente solo sirve para organizar los despachos en las Universidades, ya de por sí caóticas. Así que si, como creo, no hay demasiados despachos dedicados a la poesía, yo prescindiría del término extremeña.
No sé, yo leo a Álvaro Valverde porque es muy bueno, no porque sea paisano, y a Gonzalo Hidalgo porque es cojonudo, no porque sea mi vecino... Es verdad que si el adjetivo me hubiera ayudado a encontrarlos le estaría más agradecido, pero como no es así, imagino que la culpa es de Gonzalo por ser vecino mío. O de mis padres, que no sé quién se mudó primero. Y de los editores por publicar a Álvaro.
Ah, el adjetivo “extremeña” aplicado al nombre “cocina” sí que me gusta. Menos con el gazpacho, que me repite. Con el nombre “realidad” (“palabra que sin comillas no significa nada”, decía Nabokov) me hace mucha gracia, pero no para de joderme las oposiciones.


-        - ¿Qué buscas en la poesía? ¿Qué pretendes lograr a través de ella? ¿Por qué poesía y no prosa, ganchillo, coleccionar dedales o tirarse por la ventana más cercana?

A mí tampoco me gusta.
Pero, al leerla con absoluto desprecio, descubrimos
en ella, al fin y al cabo, espacio para lo auténtico.

(Poesía. Anne Moore.)

O: Es fácil. Si se entiende, la gente lo agradece, y te dicen que tienes un estilo muy directo o transgresor. Y si no se entiende la gente piensa que eres profundo o que ellos son tontos, y entonces no te dicen nada, que también está muy bien.

-        - Autores extremeños / autores en general. (Pueden diferenciar entre los que leen/admiran y los que creen que están en una línea temática/estilística más o menos similar a la suya. Estos dos tipos de autores, lógicamente, también pueden coincidir)

Me encantan, lógicamente, Gonzalo Hidalgo Bayal, Julio Cortázar, Roberto Bolaño, García Márquez, Quim Monzó... No creo que mi prosa se parezca a la suya, para empezar porque entonces me encantaría mi prosa y no es el caso.
Soy un lector tardío de poesía y siempre me da la sensación de que me aproximo a ella como un advenedizo. Pero me encantan los poemarios El mismo hombre y Piedras en el agua de Alberto Tesán, Las afueras de Pablo García Casado, El fin de semana perdido de José Luis Piquero, Usted de Almuna Guzmán, La mala compañía de Felipe Benítez Reyes, Palabra sobre palabra de Ángel González, Una oculta razón de Álvaro Valverde y Cómo hemos llegado a esto de Víctor Martín. También alguna antología completa, pero casi solo en los casos de Jaime Gil de Biedma, Luis García Montero o Luis Alberto de Cuenca. Y luego ya cosas sueltas de Ben Clark, Raquel Lanseros, Ada Salas, J.M. Cumbreño, Irene Albert, Elena Medel, Aurora Luque y Vicente Gallego. Pero no porque no tengan poemarios magníficos de principio a fin ni porque sus antologías se te caigan de las manos, sino porque, como he dicho, yo soy un advenedizo y tampoco se le pueden pedir peras al olmo.

Leo más prosa que poesía. He estudiado más prosa que poesía y he reflexionado, escrito y hablado más de prosa que de poesía. Me cuesta mucho teorizar sobre ella en general y más sobre la mía en particular. Aspiro a que no se quede en la típica poesía de realismo sucio, que como lector no soporto, pero que como autor no puedo asegurar que no sea lo que, más o menos, acabe saliendo (aunque espero que no sea así y a veces me despierto envuelto en sudores fríos gritando que no puede ser así). En ese caso (si es que, al final, resulta ser así) aspiro a llegar algún día a la altura de los poemas menos buenos de Roger Wolfe, Riechmann o Pablo García Casado y no quedarme a la altura de los peores poemas de Bukowski.

-        - ¿Conoce a los otros antologados, ha leído su obra? (nota para despistados: Álex Chico, José Manuel Díez, Irene Albert, Elena García de Paredes, Urbano Sánchez, Mario Lourtau y Víctor Peña)

Sí. Escriben muy bien y me van a dejar a la altura del betún. Pero para eso son las antologías, ¿no?

-        - Según usted ¿en qué situación se encuentra la poesía con respecto a otras épocas y géneros y qué perspectivas tiene?

Su situación puede ser la del poso de Alka-Seltzer que queda en el fondo del vaso enzensbengariano. Su aspiración resistir a la disolución.


¿Podrías confirmarme que no hay ningún problema de copyright o contratos que impida, grave o restrinja cualquiera de tus poemas publicados y que tengo tu permiso, así como Villanova University y la editorial Casavaria Publishing para publicarlos en la antología prevista?

Por ahora sí, pero prefiero no confirmarlo por escrito con la espera de, quizás, más adelante sacar tajada.

5 comentarios:

  1. acabo de leer tu entrada en las afinidades electivas y no he podido aguantarme. Vaya mierda de niñato estúpido. Leyendo aquí cuales son tus gustos poéticos se entiende un poco más la gilipollez. Qué vergüenza que hagas un doctorado en vanguardias y escribas semejante basura. Esa forma de usar la ironía sin gracia contra uno mismo es propia de acomplejados y soplapollas.

    ResponderEliminar
  2. Yo también vengo de las Afinidades y tampoco he podido aguantarme: me ha gustado mucho algún poema y sobre todo el humor y la ironía que tienes... Pero da rabia a veces la gente que se permite juzgar sobre los demás desde el anonimato y la falta de educación... En fin...
    Me gusta ese estilo desenfadado pero… ¿no tienes poemas serios? Sea como sean espero que vayas subiendo por aquí…
    Un saludo y enhorabuena :)

    Elena H.

    ResponderEliminar
  3. Yo solo quiero apuntar que hay gente que escribe sin usar la media neurona que tienen, y que a esas "personas" pues ni caso ;)

    A mi por lo menos si que me gustan tus poemas !

    Saludos y sonrisas soñadas ;))

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a los dos... Sobre los poemas serios... no sé qué decirte, Elena... Para mí sí que pretenden tener un toque amargo al final de la ironía y trato de que la superficialidad sea solo aparente... Otra cosa es que lo consiga, pero si, como dices, en general te gustan, ya es bastante...

    En cuanto a "Anónimo", solo quiero apuntar que, obviamente le devuelvo las sonrisas soñadas y aprovecho para mandarle un gran saludo.

    Espero que sigamos leyéndonos por aquí.

    ResponderEliminar